sábado, 30 de diciembre de 2017

Desafío 30 días; días 28, 29 y 30



Bueno, con un esfuerzo final acabo con el desafío:

28.- Vas a una partida y se te olvida alguna regla importante...¿Te paras a mirarla o improvisas sobre la marcha?

Suelo improvisar las reglas de las que no me acuerdo para no entorpecer la narración y el juego mirando en manuales. Pero supongo que si el olvido puede provocar una sensación de injusticia en algún participante en un momento especialmente relevante en la ficción, si que me detendría a buscar la aclaración de la regla. Para eso está el reglamento, como en cualquier juego de mesa. Los juegos de rol no son juegos cuentacuentos de improvisación. Al menos como yo los veo.


29.- Un colega tuyo viene comentándote  "jugamos la partida sin tirar un solo dado", ¿piensas que es un mérito o un defecto?

No me parece ni mal ni bien. Si se han divertido, genial. En mis partidas suele haber un peso importante de los dados y las tiradas en la resolución de acciones de toda clase. Por eso, veo complicado una sesión de juego sin ninguna tirada. Pero si es una sesión de juego con mucha interacción social, podría suceder, si. Que cada cual juegue como estime oportuno, claro.


30.- ¿Cual crees que es tu mejor baza como narrador?, tus recursos narrativos favoritos.

No soy un máster experimentado, al contrario, pero supongo que una buena baza como director es que intento inyectar un buen ritmo en las partidas para que la acción no se ralentice ni decaiga la diversión. No se si lo consigo.

No tengo un arsenal de recursos y trucos, la verdad. No me vendría mal, todo sea dicho. Si se puede considerar como algo así, el hacer las tiradas en abierto, creo que confiere un sentido y una emoción especial a las partidas. Supongo que debería dirigir mas a menudo.

Bueno, hasta aquí el desafío. Espero que entre estas entradas hayáis podido sacar algo de interés o que aporte algo en vuestras partidas.



No hay comentarios: