viernes, 13 de abril de 2018

El legado de la Piedra de Cristal (sesión 8)



Al grupo se ha sumado un nuevo jugador; ahora somos seis, contando conmigo como DM. Aunque la velocidad del juego, especialmente en combate, se pueda resentir un tanto, la ventaja es que los recursos del grupo aumentan y se minimiza la posibilidad de un accidente  si las tiradas de dados no son propicias.

 El nuevo jugador encarna a  un bárbaro de nivel 3 de la tribu del Alce, la comunidad más damnificada (al menos por lo que saben los personajes) en todo el Valle del Viento Helado por los ataques de Hedrun, la Bruja del Hielo, su ejército de bestias de la tundra y la llegada de un temprano y excepcionalmente duro invierno. 

El bárbaro se une al grupo en el nivel de acceso a la fortaleza de los Veerbeg en el Pico Kelvin, que en este caso está basada en el nivel de acceso a Forge of Fury; the mountain door. (versión para D&D 5ª de Tales of the Yawing Portal). Busca venganza para su pueblo y acabar con las amenazas que han surgido en el Valle. Para ello pretende ayudar al resto en la búsqueda del pasaje que, según la leyenda, cruza la montaña de lado a lado y les permitiría ganar ventaja ante el avance del ejército de la Bruja de Hielo sobre las Diez Ciudades.

El refuerzo llegó en el mejor momento, el grupo casi había agotado sus recursos y, pese al peligro, se decidió a descansar una hora en una de las cámaras cercanas al acceso al complejo subterráneo, donde habían derrotado a los vigías goblins. 

Un gran estruendo de maquinaria resonó en todo el lugar. Los accesos y salidas se cerraron a cal y canto. Probablemente, los enemigos que quedaban con vida habían sellado el lugar, quizás activando las protecciones que en el pasado construyeron los ingenieros enanos. 

Reanudaron la búsqueda y se encontraron una cámara con la estatua de un guerrero enano. En el lugar había una trampa de gas venenoso que activaron al pasar, pero ninguno de los aventureros se vió afectado por suerte.



Encontraron al lugarteniente ogro; el gran Ulfe y sus lobos terribles  esperándoles en sus dependencias. Se desencadenó un duro combate en el umbral de acceso. El bárbaro, en frenética furia soltaba hachazos letales sobre las bestias. Pese a su aguante, finalmente, acabaron con todos los oponentes.

Entre las posesiones del humanoide, encontraron una espada ligera, ropera de manofactura cuidada y cualidad mágica, junto con una poción de escalada y algunas monedas de oro.

Ahora si que debían descansar, pero sus enemigos, en la otra punta de la mazmorra, no se lo iban a poner fácil. Soltaron a la béstia que habían estado criando desde hacía meses para que les diera caza. Cuando llevaban apenas un par de horas de sueño, el temible aullido de una criatura sobrehumana les despertó.
Tras un primer acercamiento en falso, la puerta se hizo trizas. Un remorhaz joven, pero enorme y amenazador se lanzó rápidamente sobre ellos. Inmune al frío y albergando el calor de una forja en sus entrañas, la bestia mágica amenazaba seriamente al maltrecho grupo. Pese a ello, de nuevo gracias a la cooperación de todo el grupo y los certeros ataques, pudieron acabar con la bestia pese a que Caelyn cayó inconsciente.

Poco más dió de si la divertida pero corta sesión; el nivel de acceso está dando de si, puesto que los combates se llevan su tiempo. Pero aún nos queda mazmorreo por delante. Puede que los personajes tengan que profundizar en los niveles inferiores (también basados en los niveles inferiores de Forge of Fury) para conseguir su objetivo.

Ahora los personajes son de nivel 4. Pero ya en el pasado nivel 3, algunos jugadores,  con tablas y experiencia, han elegido el mejor combo para sus clases maximizado habilidades y dotes para un rendimiento en combate muy épico. El bárbaro, por ejemplo, gastando algunos de sus recursos diarios es capaz de asestar golpes de hasta 40 puntos de golpe de daño. Eso si,  arriesgando mucho en su defensa ante contraataques y en sus posibilidades de acertar en los golpes.

 Pero a mi, como DM, me gusta el desafío de encontrar y plantarles delante retos de combate desafiantes y explorar también otras opciones del juego que no sean la fuerza bruta; como la interacción social, la exploración, las trampas, entre otras. 









No hay comentarios: